Saltar al contenido

¿Por qué debemos de dejar de usar pajitas de plástico?

El uso de las pajitas de plástico se inició alrededor de los años 60, cuando sustituyeron muy rápidamente a las pajitas de cartón al ser mucho más duraderas y baratas de fabricar. El problema, es que no nos imaginábamos en aquel entonces del daño medioambiental que llegarían a provocar.

Hoy en día, las pajitas de plástico están entre los 7 objetos que más se encuentran entre los escombros de las playas de todo el mundo.

Desgraciadamente, hoy en día no es complicado encontrar pajitas y otros objetos de plástico en cualquier playa.

Los números de este problema medioambiental

La pajita de plástico es un objeto que se utiliza solamente una vez durante únicamente unos minutos (20 minutos de media), pero que tarda fácilmente 500 años en degradarse en el medio ambiente. Además, cuando se encuentran tiradas en la naturaleza, las pajitas de plástico pueden ser confundidas por alimento y ser ingeridas por multitud de animales.

En 2015, se publico un vídeo que se ha hecho viral y representa la lucha contra el uso de las pajitas de plástico. En el vídeo (visto por 36 millones de personas solamente en YouTube) se observa como una tortuga tiene pajita de plástico atrapada en su nariz.

Antes de ver el vídeo, tenga en cuenta que puede herir su sensibilidad.

Únicamente en Estados Unidos, se usan diariamente 500 millones de pajitas de plástico. En España, un país de 38 millones de habitantes, se usan alrededor de 13 millones de pajitas al día, convirtiéndolo en unos de los países de toda Europa que más pajitas de plástico utiliza.

  • Cada año, 1.500.000 animales marinos mueren a causa del plástico.
  • Cada año, 8.000.000 de toneladas de plástico acaba en los mares.
  • Se estima que en 2050, habrá más plástico que peces en los océanos.
  • Se calcula que más de mil millones de pajitas de plástico se encuentran tiradas en las playas.

Por si todo esto fuera poco, realmente tenemos a nuestro alcance la posibilidad de dejar de usar totalmente las tradicionales pajitas de plástico de usar y tirar, al poder sustituirlas por opciones reutilizables muchísimo menos contaminantes.

En la mano izquierda, varias pajitas de plástico encontradas en una playa, a la derecha, un modelo de pajita de acero inoxidable reutilizable.

Además, aunque las pajitas reutilizables hechas de otros materiales sean ligeramente más caras, lo cierto es que a la larga acabaremos ahorrando, al poder limpiarlas y volver a utilizarlas continuamente.

Alternativas a las pajitas de plástico

Aunque la Unión Europea y cada vez más países tienen entre ceja y ceja el ir reduciendo hasta eliminar el uso de las pajitas de plástico, lo cierto es que en la enorme mayoría de supermercados aún es complicado encontrar alternativas que no sean comprar pajitas hechas de plástico.

En cualquier caso, gracias a Internet, podemos comprar online todo tipo de pajitas mucho más respetuosas con el medio ambiente, que recibiremos directamente en casa al cabo de un par de días.

Pajitas de acero inoxidable

Las pajitas de acero inoxidable son las más vendidas, al ser muy resistentes y duraderas, además de bonitas estéticamente. Descubre las mejores pajitas de acero inoxidable aquí.

Pajitas de bambú

No son tan resistentes ni tienen un vida útil tan larga como las pajitas de acero, pero son pajitas 100% naturales, reutilizables y biodegradables. Descubre nuestra selección de mejores pajitas de bambú en este artículo.

Pajitas de cristal

Muy parecidas a las pajitas de acero en cuanto a estética y durabilidad, aunque mucho menos resistente a los golpes. Las pajitas de cristal son una excelente alternativa a las pajitas de plástico para tener siempre en casa, y poder reutilizarlas todas las veces que queramos cuando por ejemplo preparemos un cocktail.

Pajitas de papel

Son las menos reutilizables de todas, al ser el papel un material no muy resistente al contacto con líquidos. No obstante, las pajitas de papel son 100% biodegradables e ideales para ser sustituidas por las pajitas de plástico de usar y tirar, al ser económicas y hechas con todo tipo de diseños y colores. Aquí encontrarás las pajitas de papel más vendidas.

Pajitas de silicona

Las pajitas de silicona son probablemente las más parecidas a las pajitas de plástico, al ser blandas, flexibles, disponibles en una enorme variedad de colores, …, pero también en porque no son precisamente biodegradables. Eso sí, pueden ser reutilizadas todas las veces que queramos, al ser un material higiénico y resistente. Descubre las mejores pajitas de silicona aquí.

Pajitas comestibles

Sin duda, son el tipo de pajitas más divertidas y menos contaminantes de todas. Como su nombre indica, estas pajitas son comestibles y por tanto no reutilizables, ideal para restaurantes o eventos especiales. Disponibles en una enorme variedad de sabores, la marca Sorbos es sin duda la referencia en el mundo de las pajitas comestibles.

¡ Comparte lo importante !